viernes, 3 de febrero de 2017

Steampunk, haciendo la vida mejor




Tras un año sin tener actividad y después de que Araceli Rodríguez re-diseñara este espacio, volvemos. Y teníamos que hacerlo en "Steampunk Hands Around The World" que llega ya a su cuarto año consecutivo.
Este año Kevin D´Steil, The Airship Ambassador nos ha invitado a participar con el tema de "Steampunk: Making life better".



Con la revista El Investigador fuera de circulación desde 2014 y un 2016 sin una sola entrada en este blog, podríamos parecer los menos indicados para venir a hablar de mejorías en la vida gracias al Steampunk. Sin embargo no podíamos dejar pasar la oportunidad de compartir nuestra experiencia en este mes de celebración dedicado a las diversas áreas del Steampunk en el mundo.
En la breve historia del steampunk en México se explican los antecedentes de la escena en nuestro país, así como las circunstancias que lo rodearon durante su nacimiento. 
Hasta antes del 1° de Marzo de 2011 (fecha en la que salimos a la luz con la revista) los integrantes del colectivo responsable se encontraban dispersos por diferentes estados de la república mexicana y aún no habíamos conseguido hacer algo lo suficientemente llamativo. 
El trabajo, la constancia y la maravillosa mano de Mr Xpk en la maquetación, lograron llamar la atención de muchos aficionados hispanohablantes, pero de manera especial de los españoles, quienes llevaban ya unos cuatro o cinco años como comunidad activa, previa a cualquier país latinoamericano.
Con ello se logró que se unieran algunos colaboradores españoles, como el escritor Josué Ramos.
Es en Octubre de 2011 cuando Ramos y Paulo César Ramírez, Director general de El Investigador, entablan una larga charla, que terminaría desembocando en siete antologías (La serie "Planes B -Steampunk" 1 al 3 y la serie de Ácronos Vol. 1 al 4) publicadas en España.

Serie de Antologías "Ácronos" Vol 1 al 4
La revista expande sus horizontes cuando, gracias a Nick Ottens, se publica un artículo en inglés por nuestra Editora en Jefe, Araceli Rodríguez, en la Gatehouse Gazette #19
Muchos otros proyectos han surgido después de que el colectivo responsable apenas parecía existir. 

Sin duda alguna, el nivel de aprendizaje, colaboración y crecimiento profesional que El Investigador nos dejó a varios de los que participamos a lo largo de los tres años de vida de la revista, puede rastrearse mejor de manera individual; sin embargo como podrán notar, apenas es un resumen en donde mencionamos muy por encima a algunos de nuestros compañeros de trabajo. Pero no solo tuvimos colaboradores y compañeros, si no qué forjamos amigos.
Amigos que viven en otras ciudades e incluso otros países y hablan otros idiomas. Amigos con quienes nunca hemos compartido el mismo espacio (o el mismo huso horario) pero que no por ello dejan de ser amigos.

Es a través de adentrarnos al Steampunk como movimiento que logramos este crecimiento profesional y creamos relaciones, tanto de amistad como de trabajo y que nos han permitido participar con diferentes miembros de la comunidad, uniendo esfuerzos en diferentes proyectos en común, algunos de ellos de verdadero carácter mundial.

Más allá de la atrayente estética del movimiento, más qué el arte en sus diversas manifestaciones, más que la filosofía punk, la historia o sus aspectos políticos o de mero entretenimiento; realizar una revista digital, gratuita y de periodicidad mensual de corte Steampunk, nos enseñó que, cuando hay voluntad, no existen las fronteras ni las distancias. Que las diferencias de enfoque, idioma, cultura o cualquier otra, solo nos deben servir para aprender a conocer a otras personas, y en ese intercambio de ideas, conocernos a nosotros mismos.

Normalmente, en nuestras participaciones anteriores en "Steampunk Hands Around The World" realizábamos nuestras entradas bilingües. En esta ocasión decidimos mantenerla únicamente en español con la intención de despertar el interés de la búsqueda e invitar al público angloparlante a acercarse; después de todo, somos más personas en el mundo las que hablamos español.  
En tiempos como los que estamos viviendo, vale la pena recordarlo y compartirlo. Después de todo, esto se trata de unir manos alrededor del mundo—con el Steampunk como un medio—con el simple afán de hacer la vida un poquito mejor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario